martes, 21 de septiembre de 2010

Santillana lanza nuevo libro de Ingrid Betancourt “No hay silencio que no termine”


"Encadenada del cuello a un árbol, desposeída de toda libertad, la de moverse, sentarse o pararse, hablar o callar, la de comer o beber, y aun la más elemental de todas, la de aliviarse del cuerpo... Entendí —pero me tomó muchos años hacerlo— que uno guarda a pesar de todo la más valiosa de las libertades, la que nadie le puede arrebatar a uno: aquella de decidir quién uno quiere ser".

 

Santillana, bajo el sello Aguilar, lanza hoy en el mercado estadounidense "No hay silencio que no termine", nuevo libro de Ingrid Betancourt. En 2002, Ingrid Betancourt, candidata presidencial de Colombia, fue secuestrada por la guerrilla de las FARC, cuando se dirigía a San Vicente del Caguán, dos días después de que en esta zona se finalizara la concesión otorgada por el presidente, en lo que se conoció como la "zona de distensión".

 

Durante seis años y medio Ingrid Betancourt soportó todos los horrores de la selva: el encierro, las eternas marchas, la enfermedad, el hambre, la soledad, la humillación, los enfrentamientos, el dolor, el olvido… todo esto conservando siempre una integridad sin límites, con una única obsesión: la libertad.

 

En su libro relata, en detalle, sus días en la selva: los complejos hilos de las relaciones personales entre los distintos prisioneros, la lucha por conseguir una ración de comida o la compañía de un diccionario, los tan anhelados minutos de comunicación con su madre y sus hijos a través de un programa radial, sus intentos de fuga, la muerte de su padre.

 

Así mismo da su visión acerca de todo aquello que rodeó su cautiverio: el día de su secuestro, las relaciones con los comandantes de las FARC, la posición de Francia y su lucha por conseguir su liberación, las negociaciones y los esfuerzos del gobierno y las autoridades colombianas.

 

De una forma reflexiva y profunda Betancourt lleva de la mano al lector no sólo a vivir en carne propia la humedad, la oscuridad y el olor de la selva, sino a sentir día tras día el torrente de sentimientos y emociones encontradas que allí suceden.

 

"No hay silencio que no termine" es un trasegar por la miseria y la grandeza humana: con sus encuentros y contradicciones, sus miedos y fragilidades, sus pequeños placeres y alegrías simples, sus decepciones y devastaciones, su esperanza e inspiración.

 

El 2 de julio de 2008, en lo que se denominó como la Operación Jaque, el Ejército colombiano la rescató en un impresionante operativo que le dio la vuelta al mundo, y que regresó a la libertad a Ingrid Betancourt, junto a los tres contratistas norteamericanos, siete miembros del Ejército nacional y tres de la Policía.

 

Ingrid Betancourt nació en Bogotá, Colombia, en 1961. En Francia estudió Ciencias políticas en el Instituto de Estudios Políticos de París. En 1989 regresó a Colombia para dedicarse a la política. En 1994 fue Representante a la Cámara, en 1997 creó el partido Oxígeno Verde y en 1998 fue elegida senadora.

 

En 2002, siendo candidata presidencial de Colombia, fue secuestrada por la guerrilla de las FARC. En 2008, el ejército colombiano la rescató junto a catorce secuestrados durante la reconocida Operación Jaque. Ingrid Betancourt tiene dos hijos, Melanie y Lorenzo Delloye, entre quienes reparte su nueva vida.

 

 


No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.