martes, 3 de mayo de 2011

José Balza fue el único venezolano galardonado en los premios del Banco del Libro 2011


El reconocido escritor deltano obtuvo con la antología de relatos, Los peces de fuego: Ejercicios narrativos, el reconocimiento como uno de los 5 mejores libros originales para jóvenes en Los mejores libros para niños y jóvenes 2011



La antología de Balza está publicada en la Serie Roja de Alfaguara Juvenil

Foto cortesía de Adriana Rodríguez R.

Por segundo año consecutivo, el Banco del Libro, institución que evalúa y promueve la literatura infantil y juvenil, premió un libro publicado por la editorial Alfaguara. En esta oportunidad, José Balza, autor de amplia trayectoria, obtuvo el reconocimiento en la categoría Los mejores libros originales para jóvenes por su antología de cuentos, Los peces de fuego: Ejercicios narrativos, publicado en 2010.

Balza, quien se incorporó a las filas de Alfaguara con la reedición de su novela Después Caracas, fue el único autor venezolano galardonado en la XXXI edición de Los Mejores Libros para Niños y Jóvenes, homenaje que concede el Banco del Libro como reconocimiento a la calidad y variedad del mercado editorial nacional e internacional.

El jurado, conformado por el librero Andrés Boersner; por las profesoras Norma González Viloria y María Alejandra Arias Escalante; por la experta en literatura para niños y jóvenes, Carolina Holmes; y por el escritor Fedosy Santaella, decidió entregarle el galardón a Balza por considerar que su obra, Los peces de fuego: Ejercicios narrativos, es el reflejo del interés editorial por ofrecer alternativas literarias que exigen mayor participación del lector.

Para Boersner los cinco libros premiados en esta categoría (El gran zoo, La guerra de Amaya, Poe, Los peces de fuego, y Tuerto, maldito y enamorado) abren, en el universo juvenil, “líneas que antes estuvieron pensadas sólo para adultos”.

Esta antología de Balza, publicada en la Serie Roja de Alfaguara Juvenil, reivindica la firme convicción de posicionarnos como la editorial de los autores venezolanos y como la empresa de mayor prestigio literario en lengua española. Sin lugar a dudas, Los peces de fuego: Ejercicios narrativos legitima, con el premio otorgado por el Banco del Libro, esta promesa que rinde frutos desde hace algunos años. En 2009 también tuvimos el placer de celebrar el galardón que recibió Mireya Tabuas, también de parte del Banco del Libro, por su texto de cuentos, Cuentos prohibidos por la abuela.

Este año, además de participar en la premiación con Los peces de fuego: Ejercicios narrativos, concursamos con otros títulos. En la categoría infantil compitieron: Yo tenía 10 amigos, de Gerald Espinoza y Ficusinia y las tres semillas, de Sergio Eisen. En la categoría juvenil, compitieron: No abrir hasta el año 3000, de Mireya Tabuas y Simón era su nombre, de Edna Iturralde.


Los peces de fuego: Ejercicios narrativos

Esta antología reúne 21 textos que rinden, como afirma el crítico y prologuista Carlos Sandoval, “un nuevo tributo al Delta que Balza ha estado reescribiendo desde hace medio siglo”. Cada uno de los cuentos perfila, además, un motivo concerniente al territorio fecundo que configura la prosa de Balza como narrador. Sus cuentos sobrepasan el plano estético para acercarse más a la vocación de un escritor que, como afirma el investigador Luis Barrera Linares, es disciplinada, exigente y propia de un cirujano que ama y rinde culto a su profesión.

Los 21 cuentos pasean alrededor del minicuento, del discurso fantástico y de las tramoyas que se ocultan tras el otro yo, siempre con evidentes reflexiones sobre la vocación literaria. Sandoval cierra el magistral prólogo con una idea que persigue cada uno de los cuentos de Balza: “El cimiento de esta obra se construye a partir las obsesivas interrogantes sobre las funciones de la lengua”.

Sobre José Balza

Nació en el Delta del Orinoco, en 1939. Viajero desde su adolescencia. Profesor universitario. Comparte su actividad vital entre su región natal y Caracas. Psicólogo de profesión y Doctor Honoris Causa por la Universidad Central de Venezuela. Premio Nacional de Literatura en 1991. Sus textos, denominados por él mismo como “ejercicios narrativos”, han sido traducidos al hebrero, húngaro, rumano, inglés, francés, warao, checo, italiano…Autor de una numerosa obra narrativa, crítica y ensayística. Investigador acucioso en incansable de la literatura venezolana, desde la colonia hasta el presente; interesado, además, en el estudio de nuestras artes plásticas, de la cultura y de la historia nacional.

Buena parte de su trabajo literario ha sido compilado por la Universidad Central de Venezuela bajo el título genérico de Obras selectas. De su ya amplísima obra narrativa, pueden citarse como pivotes de la literatura latinoamericana sus novelas Marzo anterior (1965), setecientas palmeras plantadas en el mismo lugar (1974), D (1977), Un hombre de aceite (2008) y Después Caracas (1995) que, en merecido homenaje a su autor, aparece ahora reeditada por Alfaguara. En 2010, Alfaguara Juvenil publicó la antología de cuentos Los peces de fuego: Ejercicios narrativos, que mereció, en la más reciente edición de los premios del Banco del Libro, un premio en la categoría Los mejores libros originales para jóvenes.

.


No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.